Saltar al contenido

Aceite de ricino

aceite de ricino

cuán interesante resulta conocer el aceite de ricino (en algunos casos llamado aceite de castor), que se extrae de las semillas de un arbusto llamado ricinus communis, cuyas hermosas flores podemos apreciar casi todo el año.

en el caso de esta planta, se deberá tener un especial cuidado al extraer el aceite de sus semillas, puesto que las mismas contienen una sustancia que resulta ser tóxica, porque está formada por una ricina que se considera toxico-albúmina, además de otros dañinos alcaloides, que pueden provocar reacciones alérgicas muy fuertes pudiendo llegar a la muerte por el veneno que la forma.

sin embargo, para evitar estos males, el aceite es extraído a través de un proceso en caliente, que logra eliminar todas esas sustancias tóxicas para el ser humano, convirtiéndolo en apto para consumirlo, a pesar de ser su olor y su sabor bastante desagradables.

este aceite que se utiliza en varias industrias diferentes, como la bio-diesel, química y en otras, hoy en día tiene como mayores productores a la india y a brasil.

si hablamos de qué contiene el aceite de ricino, podemos decir que está formado por grasas saturadas, mono-saturadas y poli-insaturadas.

es hartamente conocido el aceite de ricino que se toma contra el estreñimiento a pesar de su mal sabor, especialmente en el pasado, ya que provoca el aumento de los movimientos intestinales. por el mismo motivo, se fabrican hoy en día laxantes en base a este aceite, que se utilizan especialmente, antes de una operación o después de una intoxicación por alimentos en mal estado, con el fin de vaciar el aparato digestivo.

en cuanto a sus numerosos usos externos, podemos decir que este aceite de ricino es diferente a otros de su clase, puesto que es excelente, tanto para el cabello, como para las pestañas, cejas y uñas, además de las ojeras, los callos, la artritis y la barba de los hombres.

si el cabello es muy fino, sensible y seco, el aceite de ricino puede estimular su crecimiento y la regeneración, al igual que con las pestañas y las cejas, sobre las que se puede aplicar con un pincel para rímel que se encuentre bien limpio. lo mismo sucede con la barba de los hombres.

si se trata de fortalecer las uñas, este aceite es muy potente, gracias a sus vitaminas antioxidantes, para combatir las estrías que suelen hacerse por el desgaste natural de la queratina en las uñas.

respecto de los tan molestos y dolorosos callos, se aplica este aceite para ablandarlos y poder quitarlos con mayor facilidad.

en las ojeras, se puede aplicar con golpecitos muy suaves para nutrir la zona, con el debido cuidado de que no entre en los ojos.

la artritis que provoca fuertes dolores, cuenta ahora con cremas a base de este aceite que ayuda a calmarlos.

sus contraindicaciones son conocidas, ya que no pueden utilizarlo las embarazadas, ni aquellos que padezcan de apendicitis, así como puede provocar arritmia, irritaciones en la piel, diarrea y calambres musculares.