Aceite de mani

 aceite de maní

el aceite de maní o de cacahuete no es más que un aceite vegetal que se puede preparar de dos maneras distintas: extrayendo el aceite con una prensa hidráulica o cocinando los maníes.

foto de aceite de mani

si bien esta planta que crece entre 30 y 50 centímetros, llamada arachis hypogaea, es de la familia de las papilionáceas (soja, garbanzos, lentejas), en realidad es una leguminosa del grupo de los frutos secos (almendras, nueces, avellanas), ya que sus frutos sin pulpa están dentro de una vaina que se seca al madurar.

originalmente, esta planta era encontrada en la zona tropical de américa del sur, pero actualmente, china es la mayor productora de maníes del mundo.

el aceite de maní está compuesto por diferentes tipos de ácidos (oleico, linoleico, araquídico, etc.), vitaminas b y e, grasas (omega 3 y 6), fibras y proteínas de muy alta calidad, así como de minerales, entre ellos el hierro, cinc, cobre y magnesio.

en virtud de todos estos componentes, el aceite de maní es perfecto para poder llevar a cabo todas estas funciones:

➩ prevenir enfermedades circulatorias puesto que contribuye a mantener la

sangre más fluida.

➩ controlar el colesterol, los líquidos en el organismo y la hipertensión.

➩ ayudar a vigilar los procesos inflamatorios, por lo que es excelente para la

artritis reumatoide y el síndrome premenstrual.

➩ funcionar como antioxidante.

➩ para reservar energías cuando se deben realizar esfuerzos físicos, sea

trabajando, haciendo deporte, si se consumen los maníes directamente.

el aceite de maní, al igual que otros aceites vegetales, tiene diferentes tipos de uso, desde el culinario al cosmético.

en este primer sentido, podemos afirmar que aceite de maní, con su color claro, soporta altas temperaturas, por lo que es ideal para realizar todo tipo de frituras, llevándolo a ser un elemento importante de la comida asiática, que se elabora en el wok.

más allá de ello, también es apto para condimentar ensaladas y diferentes tipos de alimentos, además de poder marinar y saltear verduras, dándoles un toque de sabor ahumado. también se utiliza en la elaboración de mayonesas y vinagretas.

en cosmética, este tan preciado aceite de maní tiene un extendido uso, cuando se elabora presionando las semillas por lo que el mismo conserva todos los componentes naturales.

así, el aceite se utiliza para realizar masajes corporales, a fin de controlar los dolores que provienen de enfermedades en las articulaciones y relacionadas con el reuma y la artritis.

por otro lado, es común utilizar el aceite de maní con la finalidad de hidratar y nutrir tanto la piel, los labios como el cabello, dándole a este último, un brillo diferente y natural.

también con este aceite se elaboran jabones muy recomendables para la piel, puesto que ayuda al rejuvenecimiento de sus células.

lo negativo de este aceite, además de tener que cuidarse de las reacciones alérgicas a cualquiera de sus componentes, se debe ser muy medido en su uso para los casos de obesidad, estreñimiento, dispepsia, divertículos, enfermedad de crhon y en las embarazadas.