Aceite de Argan

 aceite de argán

antes de dedicarnos a conocer cuáles son las propiedades del aceite de argán, llamado el “oro líquido” en marruecos, de donde es originario el árbol cuyo nombre técnico es argania spinosa, podemos fijar algunas características del mismo.

por ejemplo, diremos que son árboles centenarios, ya que viven entre los 150 y los 200 años y que se adaptan perfectamente a zonas semi-desérticas, puesto que sus raíces son tan largas, que logran llegar a las napas de agua para poder abastecerse de este elemento fundamental para la vida y logran entre 8 y 10 metros de altura.

de sus frutos, se extraen las semillas con las cuales se prepara el tan codiciado aceite, base fundamental en la cultura de los bereberes, pueblo que habita el norte de áfrica, exactamente en el sitio en donde se encuentran estos bellos árboles, únicos en el mundo por sus características. este antiguo pueblo, utiliza el aceite de argán tanto en su alimentación como para los cuidados de su piel y de sus cabellos desde siglos atrás.

sin embargo, en esta ocasión debemos ocuparnos de las propiedades de este aceite tan particularmente usado en todo lo que hace a la cosmética en general, y a los cuidados del cabello, en particular, entre tantas otras aplicaciones que tiene.

este aceite, que contiene ingredientes cien por ciento naturales, ayuda por igual a la regeneración como a la renovación de las células, por lo tanto, es excelente para aplicar sobre el cuero cabelludo, siendo el ideal para darle más luz al pelo volviéndolo más brillos.

los componentes del aceite de argán están formados por ácidos grasos esenciales como lo son el oleico y linoleico, tocoferoles, caroteno, polifenoles y terpeno, los que se traducen en las propiedades y beneficios que brinda el mismo, reestructurando y fortaleciendo el cabello, de una manea única.

el insaponificable de este aceite tiene alcoholes tritepérnicos y esteroles que son derivados del cicloartano. además de todas esas virtudes, también se agrega la vitamina e que generosamente, brinda al cuero cabelludo y a la piel en toda su extensión.

para que actúen las nutrientes de este aceite de argán sobre el cabello, sólo se necesita aplicar una gota pura y natural del mismo, directamente sobre el cuero cabelludo seco y una media hora antes de lavarlo.

en conclusión, para que los beneficios que brinda el aceite de argán lleguen directamente al cuero cabelludo y por ende, los cabellos nazcan sanos y fuertes, se debe utilizar este óleo de manera virgen, pura y natural, tal como hemos mencionado en el párrafo anterior.

no olvidemos que la zona de crecimiento de estos árboles es de clima desértico, por lo que quienes viven allí, sufren la sequedad tanto de su piel como de su cabello, el que además, tiende a resquebrajarse.

es por eso, que desde hace centenares de años, el aceite de argán se coloca en el cabello de manera natural, sin aditivos, devolviéndoles en todo su esplendor, su brillo y belleza.